FANDOM


Torre del telegrafo del Estepar

Torre de telegrafía óptica de El Estepar

Las cumbres del Serrejón tienen dos torres en ruinas, pero con gran valor histórico: la atalaya musulmana de la Torrecilla -probablemente del siglo X - en el campo militar de El Palancar- y la torre del telégrafo óptico, construida entre 1830 y 1832, entre el Estepar y el Cancho de la Parra (entre la Mira y la Tortuga).

Ambas fueron utilizadas para transmitir señales; la primera mediante humaredas o fuegos, con objetivos de marcado carácter defensivo; la segunda aprovechando los avances científicos de la época (catalejos acromáticos que permitían una mayor fidelidad), para comunicar mensajes complejos mediante señales visuales codificadas.

La del Estepar, inaugurada en 1832, recibía señales desde la Torre mozárabe de los Lujanes (actualmente cuartel de Conde Duque, Madrid) y las enviaba a una torre hoy desaparecida en Siete Picos, que comunicaba a su vez con la Granja de San Ildefonso[1].

La telegrafía óptica Editar

Chappe

Monumento a Claude Chappe en París

La telegrafía óptica, ideada en 1792 por Claude Chappe como herramienta de comunicación militar en Francia tras la Revolución, está basada en la transmisión de señales visuales (no luminosas) codificadas. Las señales pueden ser ángulos de una o más agujas, o patrones de distribución de esferas o rectángulos o colores en un panel y requieren el uso de catalejos acromáticos para recibir y, en el caso de las estaciones intermedias, repetir la señal con fidelidad. Aunque algunos de los sistemas permitían un código para cada letra o número, la mayor parte usaba códigos en las que cada frase más común se resumía en un código simple.

En España se desarrollaron telégrafos ópticos, también con carácter militar, en la Bahía de Cádiz, que transmitieron la batalla de Trafalgar (1805) y los debates de las Cortes de Cádiz (1819-14). Aunque se propuso una línea de comunicación óptica entre Cádiz y Madrid, nunca llegó a realizarse. Su utilidad militar hizo que se usara también, incluso cuando ya existía el telégrafo eléctrico (introducido en España en 1855), en situaciones en las que se sospechaba que las líneas podían ser saboteadas (Tercera Guerra Carlistas 1872-1876) o en países en los que no existían líneas propias (Guerras de Cuba 1868-78, 1879-1880 y 1895-1898 y Guerra de Marruecos 1909-1925).

En nuestra Sierra, quedan tres torres de telegrafía óptica. La del Estepar, del proyecto de Lerena, y las de Navalapiedra y Matarredondo, del posterior proyecto de Mathé.

La línea real de Lerena Editar

Lerena Monte Parnaso Aranjuez

Monte Parnaso (Aranjuez) con la torre del telégrafo de Lerena

La línea en que usaba la Torre de El Estepar como estación repetidora no tuvo un uso militar ni civil, sino que se destinó exclusivamente para uso de la Casa Real.

Fue Fernando VII quien encargó en 1830 al Teniente de Navío Juan José de Lerena la construcción de un sistema de telegrafía óptica que comunicara los Sitios Reales de Aranjuez, San Ildefonso, Carabanchel y El Pardo.

Para ello se construyeron dos líneas. La primera, entre Madrid y Arajuez, con estaciones intermedias en la ermita del Cerro de Los Ángeles y en el Cerro de Espartinas (Valdemoro), se inaguró en 1831. La segunda, inaugurada un año después, comunicaba Madrid con San Ildefonso y tenía estaciones intermedias en El Estepar (Hoyo de Manzanares) y Siete Picos. El sistema codificado de señales usaba dos bolas y una bandera seleccionada entre diferentes y colores.

El coste total,  de 1.267.316 reales entre construcción, maquinaria, mantenimiento y sueldos, fue sin duda elevado para el uso que tuvo: 1856 mensajes, de los cuales sólo 93 fueron Reales, 10 de Fernando VII en 1832 y 83 de la Reina Isabel II en 1834. La primera de las Guerras Carlistas (1833-1839) llevó al decline de su uso, hasta que una Orden Real de 1838 decidió el fin de su financiación y funcionamiento.

La Torre del Estepar debe considerarse como un resto de indudable valor patrimonial, pues es la única de las de Lerena que sigue parcialmente en pie y de la que se puede deducir la estructura de estas torres, que describe Gonzalo de Luis en su trabajo sobre el tema: planta rectangular de 5,13 y 5,60 m de lado, con muros de 75 cm de ancho y aperturas en cada uno de sus cuatro lados; anexo a la tore, un cobertizo[2].

La línea de Madrid a Irún de Mathé Editar

Mathe Ilustración

Telégrafo óptico de Esquível (Álava)

Tras un fallido intento de Lerena de extender su propuesta a la comunicación de Madrid con las provincias, y tras la primera de las tres guerras carlistas del siglo, se encargó  en 1844 al también Teniente de Navío José María Mathé, y amigo de Lerena, la construcción de un nuevo sistema de torres fortificadas, construidas cerca de poblaciones para evitar sabotajes y a lo largo de caminos que facilitaran a transmisión del mensaje en caso de mala visibilidad.

De esta línea se conservan dos torres en nuestra Sierra, la de Navalapiedra, reconvertida en vivienda, y la de Cabeza Mediana, restaurada en 2008[3].

Torre de Cabeza Mediana

Torre de Cabeza Mediana (Collado Mediano)

Referencias Editar

  1. Sebastián Olivé Roig. Historia de la Telegrafía Óptica en España. Ministerio de Turismo Transporte y Comunicaciones. Madrid, 1990.
  2. Gonzalo de Luis Otero. La Torre del Telégrafo Óptico de la Sierra de Hoyo de Manzanares. Cuadernos de Estudios 22: 76-87 (2008)
  3. Antonio López Hurtado. Torre del Telégrafo. Conocer Moralzarzal.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar